El Castelló de la meva infantesa

panderola008

Que diferent eres d’aquell poble -sí, poble-, perquè encara sent la capital de la província tenies totes les bones característiques d’un poble. Els xiquets, fora les hores d’escola, passàvem el temps al carrer; estaves poc trepitjat pels cotxes, perquè n’hi havia ben poquets, i els més menuts no corríem cap perill.

Tots ens coneixíem, també els majors; mira com era que als d’Almassora ja se’ls considerava forasters.

Ni d’estiu perdíem el contacte; pocs podien permetre’s el luxe d’anar a estiuejar fora, però no importava: ho passàvem bé sota el teu cel, jugant als quatre cantons, marro, bòlid o qualsevol altre joc. Els més atrevits anaven a prendre el bany a la séquia Major; a la nit féiem de “serenos” amb els “farolets” que ens havíem fet amb melonets d’Alger.

T’has fet gran: estàs molt lluny d’aquell Castelló dels dos ravals i la vila. Has estat poblat per gents d’altres països i races, però, pensant-ho bé, potser no ets, encara, massa diferent d’aquell poble de la meva infantesa.

Caldria canviar el començament d’aquest text?

Arturo SILVESTRE

Anuncios

El llumener

427806_1

El llumener era un personaje, entendiendo por personaje a aquel que desempeña un papel, como puede ser un actor; su papel consistía, allá por los años 40-50 del pasado siglo, en encender las luces de Castellón. Posiblemente en otros pueblos y ciudades se seguía el mismo procedimiento.

En esos tiempos las calles estaban iluminadas por unas bombillas colocadas al extremo de una pieza triangular de hierro forjado, cuyo lado mas corto estaba adosado a la pared, a una altura un poco superior a la del primer piso de las casas; colocado al lado estaba el interruptor, para poder así encender la luz. Dicho interruptor consista en dos piezas: una era una palanca pequeña que tenía una cuchilla de cobre y la otra pieza tenía dos cuchillas paralelas del mismo metal, donde se insertaba la pieza anterior, quedando cerrado el circuito y encendiéndose la luz. Estas luces debían tener pocos vatios pues apenas iluminaban. Se encendían una a una, no como ahora que se encienden todas a la vez desde un lugar centralizado. Pues bien, para encender las luces iba un señor, el llumener, provisto de una caña larga, la cual tenía en un extremo una pieza de hierro en ángulo, con la cual accionaba el interruptor. Esta figura se encargaba de encender las luces cuando empezaba a anochecer, yendo de luz en luz bien a pie o en bicicleta, presionado la palanca hacia abajo para encenderlas y hacia arriba para apagarlas cuando se hacía de día.

El llumener era un personaje, como tantos otros típicos de aquellos tiempos, que han desaparecido y forman parte de nuestra pequeña historia

BUKY

El humanismo

Humanismo

El Humanismo en el Renacimiento es un movimiento cultural-filosófico, que pone en el centro del Universo al hombre, sin renunciar a Dios. Pasada la Edad Media, y durante los siglos XIV al XVI, se empezó a tener inquietudes culturales leyendo y traduciendo a los clásicos filósofos (Platón, Aristóteles, etc.). Grandes humanistas fueron Petrarca, Boccaccio, Erasmo de Roterdam y Luis Vives.

La pintura y la escultura empiezan a contemplar al hombre en todas sus composiciones, así como a la naturaleza. La poesía, a través de Petrarca, contempla temas como el amor y las gestas guerreras.

El Humanismo intenta dilatar el conocimiento por medio de la razón. El hombre soluciona sus problemas por medio de la conceptualización, de ahí toda la experimentación cientifica que se desarrolló en esta época. Copérnico y Galileo Galilei observaron y experimentaron las leyes por las que se rige el Universo, afirmando que los planetas giran alrededor del Sol, aspecto éste que fue cuestionado por la Iglesia, tratándolos de herejes. La Iglesia, en aquellos años, temía por la merma de su poder y favoreció el oscurantismo.

JUANPE

La nova cançó

576_1353682925setzejutges

La nova cançó es el nombre con el que se conoce al movimiento artístico musical que, en pleno franquismo, impulsó la reivindicación del uso normal del catalán en el mundo de la canción, a la vez que denunciaba las injusticias de la dictadura del régimen de aquellos años.

Apareció en la segunda mitad de la década de los cincuenta, siendo originalmente la idea de un grupo de amigos: Josep Bonet, Miquel Porter y Maurici Serrahima. A este grupo inicial se le añadieron más miembros hasta crear els Setze Jutges.

En la actualidad se recuerda entrañablemente a muchos de sus miembros, en especial a Joan Manuel Serrat, que está todavía en activo, así como también a Lluis Llach y al setabense Raimon.

 

MANOLO

15 minutos

Como-escribir-un-post-en-menos-tiempo

El profesor, nada más empezar, nos pide que escribamos alguna cosa durante 15 minutos. Lo que escribamos debe tener sentido, principio y fin.  Así, de pronto, parece que va a resultar imposible. No sé qué puedo escribir. Lo único que se me ocurre es dejar correr el lápiz sobre la cuartilla en blanco que tengo frente a mí y ver lo que sucede.

Es frecuente ver en películas de cine cómo alguno de sus personajes acude a talleres de redacción, de creación de textos, etc. En la película “Esplendor en la Hierba”, en concreto, y por supuesto en muchas películas americanas con protagonistas jóvenes, dan a entender que la redacción y el proceso de textos es de vital importancia. Textos de Bob Dylan, Shakespeare y otros son muy habituales en esos largometrajes.

Hoy es mi primera clase del Taller de Escritura. Siempre he querido participar en uno. Me parece un taller interesante, pero sé que no llegaré a redactar como Dylan; tal vez, con suerte, como yo mismo. Y nunca podré tener la imaginación suficiente para poder escribir como lo hicieron Shakespeare y Cervantes. Recuerdo cuando iba al colegio, allá por los sesenta: siempre me pedían redacciones, pero me indicaban el tema sobre el que escribir. Tenía muchísimo más tiempo para ello y, por supuesto, para pensar. Eran frecuentes redacciones como “Un día de excursión”, “Fernando III”, o vida y milagros de algún santo. Pero eso está muy lejos. Hoy sólo escribo a mis familiares y amigos: algún que otro texto basado en experiencias profesionales con el que poder preparar a compañeros mucho más jóvenes en la profesión y, por supuesto, en formato de correo electrónico.

Siempre pensé que escribir sería mucho más fácil, pero no lo es tanto. Ideas puedo tener, pero dejarlas impresas en un papel lo veo muy difícil. Ya han pasado 15 minutos y el profesor pide que terminemos. El tiempo ha pasado muy rápido y todavía sigo pensando qué puedo escribir.

Miro mi cuartilla y hay algo escrito en ella.

¡Vaya!

Ricardo RUFINO BEY

Egipto

luxor02

La política que durante 30 años se ha desarrollado en Egipto hizo que la población de dicho país se manifestara hace un lustro para pedir cambios drásticos entre la clase dirigente egipcia, principalmente el de su presidente Mohamed Hosni Mubarak. No pedían un cambio brusco, por ideas políticas; lo que querían es que su vida mejorara ostensiblemente y que las grandes diferencias entre ricos (que son muy ricos) y pobres(que son muy pobres) disminuyera al máximo, para que la población egipcia pudiera vivir mucho mejor de lo que había vivido hasta la fecha.
Estoy convencido que si este trasvase político se hubiese producido antes y no hubieran llegado al poder algunos fundamentalistas islámicos, Egipto habría experimentado una evolución muy positiva en todos los aspectos, tanto a nivel personal e individual como en el aspecto laboral para la inmensa mayoría de los 80 millones de habitantes de este hermoso país. A su milenaria cultura, que los hace una nación que recibe anualmente a millones de turistas (por lo tanto reciben influencias de otras gentes), hay que añadir su propia idiosincrasia: son gentes muy abiertas y amables, con un gran interés por mejorar.
En aquellos momentos seguí los acontecimientos con gran inquietud: no concibo la irrupción en el Museo de Antigüedades, ya que pienso que era como atacar la Capilla Sixtina o el Museo del Louvre, ya que son patrimonio cultural de la humanidad. Admiro la valentía de los habitantes de El Cairo que, a pesar de las agresiones y amenazas por parte de los seguidores del gobierno de Mubarak, así como las detenciones efectuadas entre los organizadores de las manifestaciones y los muertos habidos en las revueltas, permanecieron el la plaza Tahir a pesar del toque de queda ordenado. Lo hicieron hasta que el dictador y sus allegados tuvieron que acatar un cambio democrático en Egipto

MANUEL

Un amor animal

 

 Perros
Hay momentos en la vida que un animal nos llena más que algunas personas.

Un perro, por ejemplo, expresa cariño, detecta tu estado de animo, sabe cuando ríes y te mira de una manera especial cuando lloras. Sabe cuando algo está se aleja de la normalidad, sabe en que momento su dueño está receptivo, expresa con la mirada lo que quiere en cada momento, porque los perros miran directamente a los ojos y en su mirada reflejas la tuya; ambas se cruzan y se entienden.

Al contrario, hay personas que son incapaces de expresar, de sentir cariño, o percibir tu estado de animo en cualquier circunstancia. Son personas incapaces de mirar directamente a los ojos por lo qué no se produce ninguna complicidad entre seres que están hechos para entenderse y complementarse. Por estos motivos, parece claro que un animal puede ser (y el mío lo fue) un magnifico cómplice de sentimientos.

P.G.G.

Diferentes puntos de vista

aguasagradaenlasanta_40277_60491

Los Baños del Peral están situados cerca de Valdepeñas. Allí fui con mis padres en Agosto de 1.947. El motivo no fue otro que intentar mejorar la salud de mi padre, quien, con cuarenta y siete años, hacía tiempo que acusaba las secuelas que le dejaron las calamidades sufridas durante sus más de tres años de servicio militar en el norte de África. Yo, por aquellas fechas tenía diez años y era la primera vez que me alejaba tanto de mi pueblo. Así, una cálida noche de verano salimos rumbo a los Baños del Peral. Fuimos con una familia de amigos de mis padres, en sus carros, llegando a nuestro destino sobre las diez de la mañana del día siguiente; en total, unas diez u once horas de viaje.

Los baños estaban ubicados en un hermoso valle, rodeado de algunas instalaciones, quizás pocas, pero suficientes para que los veraneantes, especialmente los jóvenes, se lo pasaran bien. Los baños terapéuticos se tomaban en unas estrechas habitaciones individuales, en una bañera que una mujer limpiaba y llenaba de agua caliente, quizá termal, que al parecer tenía poderes curativos. Entre las pocas instalaciones habían dos piscinas, para señoras y caballeros (en aquellos tiempos no en todas partes se bañaban juntos hombres y mujeres), aunque los niños teníamos libre acceso a ambas.

Me es difícil explicar todas las emociones que sentí en aquel inesperado viaje. Tantas novedades en el corto lapso de tiempo transcurrido, y lo que para mis poco experimentados ojos suponía mirar el verdor de todo aquello, sus montes cercanos, riachuelos, plantas y agradable entorno. En la grandiosidad de aquel lugar todo se me antojaba fabuloso, especialmente una larga alameda que discurría desde cerca de nuestro alojamiento hasta el lugar donde estaban las instalaciones. Tras diez días allí, volvimos a Tomelloso, mi pueblo, reintegrándonos a nuestra vida cotidiana.

Treinta años después, aprovechando mi viaje anual a Tomelloso, quise volver a aquellos parajes. Así es que se lo propuse a mi madre, la cual aceptó encantada y, junto a mi mujer, subimos a mi viejo R-8 e iniciamos el viaje, sólo que esta vez no duró más de una hora. Una vez allí, todo aquello que años atrás me pareció fantástico, ahora, con cuarenta años, si bien lo seguí encontrando un lugar bonito, no era lo grandioso que me pareció en mi niñez.

En estos momentos, como en tantos otros, me gustaría tener la maestría literaria suficiente y encontrar las frases adecuadas, para poder describir aquí la gran decepción que sufrí. ¡Qué diferencia tan grande entre lo que vi de niño y lo que estaba viendo a mis cuarenta años!

 

Pablo HUERTAS TORRES

Maquiavelo

nicolas-maquiavelo-08

Pocas figuras pueden ser tan características de un periodo histórico determinado como el caso del pensador y político florentino Nicolas Maquiavelo; fue hijo de una familia noble, lo cual le abrió las puertas de misiones diplomáticas, que fueron trazando una concepción política marcada por las controversias.

Como tantas figuras de relevancia histórica, sus ideas fueron tratadas banalmente, llegando a extraerse de su apellido un adjetivo, maquiavélico, utilizándose para calificar a toda acción de gobierno desprovista de moral, principios y ética como si ambos fueran sinónimos. Al amparo de ello, durante siglos fue tópico común aquello de que “el fin justifica los medios” como negación de los principios éticos, lo que le valió que, desde su época y hasta bien entrado el proceso de unificación de Italia, la leyenda negra le acompañara, hasta que una revisión histórica le devolvería el papel que le corresponde en la historia con sus defectos y sus virtudes.

Se ha de situar a Maquiavelo dentro del contexto de un tiempo histórico determinado para comprender su línea de pensamiento ya que éste buscó respuestas a los problemas políticos de su época, y que sin conocerla resulta difícil de comprender el alcance de su pensamiento. Vivió una época de transición, el final de la Medieval y el comienzo de la Moderna.

Como político se ocupa de la disgregación política y de la falta de gobernabilidad que exixtía en las ciudades del Norte de Italia, especialmente en Florencia. No hay gobiernos centralizados ni fuertes; el poder político se encuentra en manos de familias importantes, Maquiavelo pretenderá centralizar el poder en torno a un personaje y éste será “El Príncipe”. Dentro de lo que fueron unas ideas descabelladas para aquella época, hubo planteamientos que no eran tan desatinados y el tiempo le ha dado la razón, ya que algunos se realizaron posteriormente.

 

                                                                                 María-Teresa CHORLÍ BÁGUENA

Bertín Osborne

bertin-osborne--644x362

 

Gracias a unos periodistas que han investigado este tema, estamos conociendo el nombre de diversos políticos y hombres de negocios que han creado sociedades en Panamá. Estos días ha salido a la luz el nombre de Bertín Osborne, que ha reconocido que en 1977 constituyó en Niue, una isla en el Pacifico Sur, la sociedad llamada “Artistic Trading”. Esta sociedad fue creada cuando el cantante y empresario residía en Estados Unidos y que ha permanecido inactiva desde su creación hasta octubre de 2015.

El origen de todo el asunto viene de la época en que Osborne fue condenado por alzamiento de bienes en 2003, puesto que tenía una deuda con el fisco de 5 millones de euros. El empresario pidió un préstamo a una entidad financiera en el extranjero porque quería pagar el último tramo de su deuda con hacienda, de 1,6 millones de euros. Dicha entidad puso como condición que el préstamo fuera avalado con todo su patrimonio y sociedades, por lo que se vio obligado a reactivar dicha sociedad para utilizar la finca que constaba como activo en el aval del préstamo. Hubo intentos de reactivarla en 2012, abril de 2014 y marzo de 2015, según consta en un bufete panameño que informó del coste de las tasas para reabrir la compañía, pero no se concretó ningún pago. No fue hasta el mes de octubre de 2015 que se pagaron 8900 dólares por reactivarla. El cantante estaba indignado con los medios de comunicación porque, según manifestó, la sociedad “Artistic Trading” hace años que está registrada en la Agencia Tributaria, con su NIF correspondiente. Así mismo, dice haber pagado las tasas por mantener inactiva dicha sociedad.

Aunque él crea que fue un error porque ha salido todo a la luz, la realidad es que intentó ahorrar pagos al fisco, cosa que los que hemos tenido nómina no nos hemos podido permitir.

Mª Carmen MARTÍNEZ QUEVEDO