Protejamos el Medio Ambiente

 

Cuidar-medio-ambiente-2
Los problemas de nuestro planeta no son un fenómeno nuevo. La contaminación del aire, de las aguas y del suelo, la destrucción de los bosques y selvas por incendios o la extinción de especies valiosas son temas con los que se nos bombardea constantemente a través de los medios. En la educación ambiental es importante que se aprenda cuáles son estos problemas y la forma de solucionarlos. Requiere un cambio de hábitos, así como un cambio de estilo de vida, adaptando uno mucho más ecológico. Requiere de la necesidad de unirnos para poder realizar la gran tarea que nuestro planeta está demandando.
Un estilo de vida ecológico es un sistema de comportamiento en el que cada una de nuestras acciones debe ir encaminada a cuidar el medio ambiente; es eliminar radicalmente todas aquellas conductas que pudieran afectar el equilibrio de la naturaleza, ya que el destino de nuestro planeta está en nuestras manos. El agua es indispensable para la vida de los seres humanos, plantas y animales; es necesaria para realizar sus funciones vitales. Cuidar el agua y hacer un uso racional de ella significa cuidar el medio ambiente y esto debemos hacerlo entre todos. De esta manera nos convertiremos en usuarios conscientes y responsables.

Durante siglos la basura, como la entendemos hoy, no existía. Las sociedades reutilizaban prácticamente todos los recursos con los que contaban. Así, muebles, ropas y vehículos pasaban de mano en mano en lo que se podría considerar el comienzo del reciclado. Los habitantes urbanos actuales eliminan una enorme cantidad de residuos. Muchos de los materiales que integran la basura podrían ser reciclados (vidrio, papel, metales, plásticos). Para poder realizar esto de forma eficiente es necesaria una toma de conciencia en la población de las ventajas de la reutilización de estos elementos.

Reciclar ahorra energía y evita la contaminación causada por la extracción y procesamiento de materias primas. Disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático global. También permite conservar los recursos naturales como la madera, el agua y los minerales. Así, muchas áreas podrían beneficiarse si el transporte publico fuera mejorado. Preocuparse por el medio ambiente es importante e incrementar el número de pasajeros que usan el transporte público puede ayudar. El transporte público no es quizá tan cómodo como viajar en el coche propio pero, como contrapartida, reduce los embotellamientos y las emisiones de CO2.

Susana NÚÑEZ
Anuncios

¿Cómo conseguir una buena calidad de vida?

 

a5b8c8_shutterstock_117833380_BANNER.jpg_960x400_c_
Una buena calidad de vida se consigue, primero y lo más importante, teniendo una buena salud; ésta se obtiene comiendo sano y haciendo ejercicio; en pocas palabras, manteniéndose activo física y mentalmente. Cuando se tiene cierta edad un simple paseo resulta saludable.

En segundo lugar, para tener un bienestar externo y espiritual-es decir, para estar a gusto con uno mismo,-conviene aceptar la vida según va viniendo. Conviene tener amigos para poder cambiar impresiones de la vida diaria; en resumen, poder expresar nuestros puntos de vista y compartirlos con quienes nos escuchan.

En tercer lugar es importante el ocio; éste consiste en ocupar nuestro tiempo libre haciendo cosas interesantes, como viajar para poder conocer nuevas gentes, nuevas formas de vida, nuevos paisajes. En definitiva, conviene siempre adquirir conocimientos. Es también importante ir al teatro, al cine, y hacer todo aquello que nos gusta y nos enriquece.

Victoria SÁNCHEZ ESPAÑA

Reflexiones sobre la población mundial

Población-Mundial
Según los datos más recientes que aparecen en Internet, la población mundial ha alcanzado los 6.750 millones de habitantes. Si la cifra total, por aplastante, debe conducirnos a reflexión, no lo hará menos saber que en el año 1800 se estaba a punto de llegar a los 1.000 millones y que, por lo tanto, en los últimos 210 años la población de la Tierra se ha multiplicado por más de 6, siendo el aumento, además, progresivo año a año. Es probable que hasta mediados del siglo XX no haya habido una preocupación por el aumento constante de la población humana. Hasta entonces, podía tenerse la impresión de que quedaban amplios espacios por ocupar y explotar. A la vez estarían presentes los factores que, desde siempre, han amenazado la existencia humana: mortalidad infantil, epidemias, enfermedades, hambrunas, guerras … Precisamente estos factores que ocasionaban gran mortalidad eran a la vez el acicate que favorecía el aumento de la natalidad para tratar de superarlos, pues después de cada guerra o de cada epidemia eran necesarios brazos nuevos.
Sin embargo, y a lo largo del siglo XX, los avances de la medicina científica, además del control de la natalidad, han ido reduciendo la mortalidad infantil y han conseguido alargar la vida humana. Estos avances han llegado poco a poco a la mayor parte de las sociedades, lo que ha supuesto un aumento añadido de la población en todos los tramos de edad y en todo el mundo, especialmente en los países menos desarrollados donde se ha aplicado menos el control de la natalidad (China sería la excepción). Además, el desarrollo de la industria y el acceso de mucha más gente a los bienes de consumo han llevado a hacer peligrar el equilibrio de la Tierra y el de los seres vivos que en ella habitan.
Ante esta nueva situación no parece que los dirigentes mundiales se hayan decidido a tomar medidas que conduzcan a un control equilibrado y sostenible de la población. Esta indecisión hace que me asalten dos preguntas:
-¿Puede seguir aumentando el número de seres humanos al mismo ritmo sin desequilibrar el planeta en el que vivimos y del que vivimos?
-¿Sería ético establecer ese control?

Cristina ARRANZ BERMEJO

Lechugas degolladas

43106gb

Vivimos unos tiempos de la historia en los que ha evolucionado la mente humana de tal manera que, por un lado, parecemos todos tan buenos, tan condescendientes, tan altruistas (que según define el Doctor en Derecho, Rivas, es una forma de ser egoístas), tan justos y tan “pánfilos”, que a cualquiera que no viva por aquí, le podría parecer idílico, lleno de muy buena gente. Por otro lado, observamos que no deja de haber guerras muy cruentas, muertes de personas inocentes, niños hambrientos, injusticias increíbles, trabajos de esclavitud manifiesta, mentes retorcidas haciendo el mal, dirigentes políticos que consienten, defienden y se enriquecen con la fabricación de todo tipo de bombas exterminadoras sin inmutarse, presidentes de países de primera línea mundial invadiendo playas públicas e impidiendo el disfrute de ciudadanos, que deberían ser libres para acceder a ellas, con total inmunidad e impunidad, aplaudidos como salvadores pátrios.

Todo esto lo vemos con una naturalidad increíble; incluso espectáculos como el que consiste en ver quién aguanta más en una sauna (dos contrincantes, uno muere en presencia de la gente y el ganador poco después de ganar, está en coma a punto de palmar), pero nos revelamos (en parte, no todos) contra las corridas de toros, como si fueran el mal mundial y su disfrute y su expresión artística fuera la única maldad del “humanoide hispano”. Menos mal que estamos salvados por aquello de ¡Soy Español!, ¿A qué quieres que te gane?

En vista de todo este embrollo de las prohibiciones y la falta de libertad expresada en determinadas zonas españolas, cuyo complejo de inferioridad es cada día más patente, tratando de buscar una identidad fuera de contexto (que nunca tuvieron), debemos plantearnos la formación de una plataforma defensora del enunciado de este artículo. El planteamiento sería el siguiente: la lechuga es un ser vivo que nace, crece, se reproduce y muere, como un hombre, un perro o un toro, aunque con procesos diferentes de evolución, cuyos sentimientos son todavía desconocidos por la mente humana, porque no se queja al castigo, ni siquiera cuando es degollada. ¿Te imaginas el sufrimiento de la pobre lechuga  cuando le cortan el pescuezo, derramando su viscosa leche, cual sangre incolora, que impregna el corte degollador, sin que nadie la auxilie? ¿Has pensado en su agonía, cuando envuelta en un miserable plástico que no le deja respirar, va quedando mustia, oxidándose hoja a hoja, en un escaparate del supermercado, o en cualquier nevera perdida?

Urge la necesidad de su defensa, para lo que propongo nombrar como máximo dirigente de dicha plataforma a Pilar Rahola, que seguro pondrá en guardia a toda la comunidad vegetal.

J. VALENCIA

La religión en la escuela

93dda-trr

En la escuela es donde se inician los cimientos y la base en la educación de los niños, por lo cual se les debe encauzar por un camino honesto y coherente, para que lleguen a ser personas con criterio y sobre todo libres de pensamiento. España, tras promulgarse la Constitución de 1978, se proclamó un estado aconfesional; por tanto, en nuestro país caben todas las religiones, aunque la Católica destaca en privilegios y forma parte de muchos ámbitos sociales. En un país aconfesional es incoherente que en las escuelas se imparta la asignatura de religión, porque es exactamente una, la Católica. También puede ocurrir que se adoctrine a los niños, ya que los profesores de religión son seleccionados por miembros de la Diócesis correspondiente. Si es un estado aconfesional, ¿qué ocurre con los niños de culturas diversas, de religiones diferentes? Lo importante es inculcarles valores como respeto y generosidad y, para eso, no hace falta una asignatura: debería formar parte de la educación y formación en las escuelas. La religión es una opción íntima y tradicional de las familias, por eso son ellas las que en conciencia deben inculcar a los niños la religión que crean conveniente.

Para una gran parte de la sociedad, la religión está presente en muchos actos sociales, sin explicarles a los niños lo que representan, aunque sean ellos los protagonistas. De esa forma no se les da la oportunidad de participar sabiendo lo que están haciendo. La religión forma parte de la historia, por tanto, en las escuelas se debería impartir, “historia de las religiones”, para que los niños puedan adquirir conocimientos, y así poder decidir ser miembro de alguna de ellas.

Ser partícipe de alguna religión no es perjudicial si se es coherente con ella, y si no se incumplen los derechos individuales como la libertad y el respeto a las personas.

Josefa VINUESA

Hipocresía

hipocrita

Seguramente porque la vida de todo ser humano “pende de un hilo” (lo que nos hace ser tremendamente vulnerables, desde tiempos muy remotos), las diferentes “iglesias” han utilizado este tendón de Aquiles para manejar al ser humano a su antojo y adquirir parcelas de poder, prometiendo bienes futuros que jamás nadie ha visto, pero en los que algunos necesitan creer para darle sentido a una vida que, por momentos, parece carecer de él. La iglesia más cercana a nosotros es la santa madre iglesia católica, apostólica y romana, que dice defender como valores máximos el amor, la pobreza, la castidad y la verdad.

¿Qué es la iglesia del amor? Hagamos memoria los mayores: para nosotros fue más bien la iglesia del terror. Fue la fuerza que castró nuestra juventud por la obsesión del pecado. Todo era malo: que el novio te cogiera por el hombro, que vieras en el cine un casto beso, que enseñaras más de dos dedos de escote, que te pasaras con el pensamiento… Pobre de ti si morías en pecado: te esperaban los más inimaginables castigos “eternamente”.

¿La iglesia de los pobres? Me río, salvo muy honrosas excepciones, si bien la excepción confirma la regla. ¿Qué pobreza vive su jefe supremo y sus adláteres, el Opus Dei, las corruptas autoridades que dicen pertenecer a ella, etc., etc?

¿La iglesia de la castidad y la verdad? No hace falta más que leer los periódicos o escuchar los medios de comunicación para ver a qué ha llevado el empecinamiento en demonizar algo tan natural como el sexo, y qué verdades han escondido con la mentira y la hipocresia.
Dudo, en mi agnosticismo, de la existencia de un ente creador, pero en lo que jamás podré creer es en las “iglesias” que, manipulando la inseguridad de la existencia, la utilizan para medrar en sus intereses particulares.

RG

Senderismo

senderismo-en-irlanda

Necesitamos movernos para sentirnos bien. Para pensar, despejarnos, tener nuevas ideas y quitarnos el estrés no hay nada como hacer ejercicio. Una de las maneras más interesantes es practicando el senderismo. Algunos ayuntamientos tienen rutas en libros o colgadas en Internet. No hay como seguir una de ellas para llegar a buen término.

Nada más dejar el asfalto de la ciudad van apareciendo los matojos y, poco a poco, te encuentras en plena naturaleza. El aire se torna puro casi al momento y la sensación de bienestar inunda todo tu cuerpo. A veces los árboles que nos saludan son naranjos, otras veces pinos, según la ruta, y otras veces carrascas. Los arbustos y el sotobosque también están presentes, dando una sensación de libertad pocas veces imaginable. Mientras los compañeros van hablando se van conociendo; se cuentan cosas de su vida y, a lo largo de la mañana, también se ha iniciado el sendero de una incipiente amistad. Al llegar a la cima se pueden observar los distintos grupos de caminantes buscando lugares idóneos para almorzar y descansar un rato. Desde la cumbre, sentados y un poco cansados, divisan la llanura llena de árboles variados, las zonas de cultivo y, si el día está claro, las islas Columbretes, el mar azul a lo lejos, alguna abeja revoloteando entre las flores cercanas y un vientecillo suave envolviéndolo todo.

Los bocadillos saben a gloria. Después del almuerzo, se comparten los termos de café y algún dulce casero. Se cuentan anécdotas de días pasados y se mira a las nubes. Siempre es una incógnita saber si lloverá o no. Al acabar inician el regreso por el mismo o por otro camino (según la ruta elegida). Con la mochila vacía pero llena de nuevas sensaciones, se vuelve a la ciudad con las zapatillas gastadas.

Caminando se abre una nueva dimensión, un movimiento que conduce a algo nuevo, a un destino todavía por experimentar.

GALENDE

La madre

dia-de-la-madre

La madre es una persona que tiene que llevar a cabo muchas tareas y funciones, la mayor parte de ellas basadas en el cariño y en la comprensión. El hecho de ser esposa requiere de paciencia, pues lo importante es que todo vaya bien día a día, que haya buen ambiente en el hogar. También es importante la relación con los hijos, con sus defectos y sus virtudes, analizando con detalle sus cualidades. Además, pasados los años, esa función se torna en la de abuela, y hay que estar disponible para convertirse también en canguro, cuando hace falta. También somos, en cierta medida, enfermeras, siempre dispuestas a acompañar a todos y a controlar las citas.

Como podéis imaginar, somos también un monedero andante: siempre abiertos, dispuestos a pagar y callar, pero importa poco si se hace con cariño. También somos cocineras de prestigio: a todo el mundo le encanta cómo cocinan madres y abuelas, aunque siempre queda la duda si es por gusto o por comodidad. En cuanto al tema de la limpieza, mejor ni hablar: nadie suele arrimar el hombro y echar una mano. Aunque, en el fondo, por lo que somos mejor consideradas es por nuestra facilidad para escuchar a todo el mundo y, en ocasiones, por ser capaces de dar algún buen consejo.

Yo, como ya no quiero decir más cosas, pues nunca acabaría, he de reconocer que soy muy feliz siendo esposa, madre y abuela.

AVA

 

La comunicación

Mf0254_3-Pautas-Y-Sistemas-De-Comunicacion-Alternativa-Online

A lo largo de nuestra vida nos trasladamos de país, adaptando nuestras costumbres y nuestro entorno familiar, y en cada lugar al que llegamos siempre tenemos mucho que aprender. Hay muchas experiencias que se viven, cada día, cuando uno es nuevo en el lugar que elije para residir.

El primer problema que nos encontramos es el del idioma. Se llega a un lugar donde la lengua no es la misma y comienza el aprendizaje de un nuevo idioma, para poder comunicarnos con las personas de nuestro entorno, para poder entender sus costumbres y así lograr encajar en una sociedad nueva dónde cada día descubrimos que, si no aprendemos su lengua, nos encontramos con muchos problemas de convivencia en el lugar que hemos elegido, por falta de comunicación.

Pienso que lo que primero que se debe hacer, cuando una persona cambia su residencia a un nuevo lugar de destino, es buscar el medio más inmediato de conocer los lugares adonde una persona puede asistir a clases para aprender su lengua y así poder manejar con mas exactitud los problemas que vayan surgiendo en el día a día, en una ciudad nueva. Aprender siempre es importante, e integrarse en una nueva sociedad con éxito dependerá de ese esfuerzo inicial.

AGW

Una web recomendable

animales-domesticos-3-390x250

Si amas a los animales deberías visitar http://www.aspac.org.es.  ASPAC es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la protección y defensa de toda clase de animales abandonados y maltratados. Cuando entras en esta web, eres recibido por un fondo de césped muy agradable a la vista sobre el cual aparecen tenues huellas de zarpas caminando. Inmediatamente aparece la presentación, informando al visitante de la Asociación y cuáles son sus objetivos, mediante una lista en la que éstos aparecen y desaparecen uno a uno, a un ritmo muy cómodo para su lectura.

Si bien la página ha ido cambiando estos últimos años, las categorías de la Web son fácilmente visibles e incluyen cómo colaborar, cómo llegar y cómo contactarles, así como un listado de colaboradores y los contactos de la asociación en el extranjero. También incluye muchos álbumes de fotos, acercándonos a la historia de los diversos animales que han sido adoptados por amigos de la asociación. Los colores son cálidos y el logotipo centra la atención sobre el tema de la Web. También quiero destacar la buena elección de las fuentes para los títulos, si bien considero que son demasiado pequeñas para los textos, siendo esto último una de sus desventajas

Por comentar alguna desventaja adicional de esta web, considero que dos importantes problemas de http://www.aspac.org.es son la falta de enlaces a otras páginas Web relacionadas con animales y que, aunque el fondo es perfecto para el tema del sitio, el desarrollo es bastante básico.

En mi opinión, una de las mayores ventajas de este sitio es que no sólo se trata de una Web agradable y funcional, sino que además ofrece un servicio que esperemos que no necesites pero que te será útil en caso de que lo precises.

 

Susana NÚÑEZ