Siniestralidad en carretera

 

images

Los accidentes de tráfico son una de las mayores lacras que soportan las sociedades modernas debido al elevado coste en vidas humanas, heridos de diversa gravedad y daños materiales. Atajar este grave problema uno de los objetivos prioritarios. Durante el año 2016, y según datos facilitados por la Dirección General de Tráfico, se han producido un total de 1160 muertes en carretera, invirtiéndose así la tendencia a la baja que se había producido durante los últimos años.

En los accidentes de circulación se combinan e intervienen tres factores: humano, vehículo y carretera. Educar en seguridad vial desde las escuelas es fundamental para la mejor formación de los futuros conductores. La renovación del parque de vehículos y la revisión exhaustiva de las ITV es otro de los aspectos a tener en cuenta y, por último, conviene invertir en la mejora y mantenimiento de la red viaria con la eliminación de los llamados “puntos negros”.

Se hace necesario incidir en estos aspectos para paliar las causas que los producen, debiendo añadir un cuarto factor, el represivo, con un endurecimiento de las sanciones y las penas de las infracciones y delitos relacionados con la seguridad vial.

Desde el Gobierno se deben establecer las políticas necesarias encaminadas a reducir este goteo diario de accidentes, haciéndose necesario un aumento de partidas presupuestarias destinadas a tal fin, así como plantillas de personal dedicadas a la vigilancia y seguridad del tráfico.

 

Paco M.

Anuncios

Una breve historia

brasilogo

 

Soy brasileña. Vivo en España desde hace año y medio. No hablo ni escribo muy correctamente, por lo que ruego no tenga en cuenta algunos errores, ya que todavía no me expreso muy bien en otro idioma.

Hace muchos años tenía la ilusión de vivir con mi familia (marido y dos hijas) en un lugar tranquilo, en una ciudad organizada y estructurada, lejos de la violencia y de la crisis política, económica y moral que vive actualmente Brasil. Tras hablarlo en familia hicimos un planteamiento minucioso y decidimos salir de nuestro país. Elegimos vivir en España porque mi marido y mis hijas son españoles, además de brasileños, y porque nos encanta la cultura, el clima y las personas de aquí. A pesar de echar de menos a personas de nuestro país, estamos felices con el cambio. Sufrimos un poco al principio, pero fuimos muy bien recibidos. La gente nos ha facilitado mucho hacer nuevas amistades e integrarnos en la realidad de España.

Mi hija mayor está muy bien. Vive en Valencia y estudia en la universidad. Ha hecho buenas amistades. Está muy feliz porque sale a la calle tranquila, sin miedo a ser asaltada o a cualquier otro tipo de violencia, lo que en Brasil no es tan habitual. Mi hija pequeña vive con nosotros en Oropesa, y también está muy feliz con sus nuevas amistades y en el instituto donde estudia. Mi marido y yo estamos bien, especialmente ahora en la UJI conociendo personas estupendas. Aun así aún no hemos establecido nuestra empresa en España: llevamos más de 20 años trabajando en Brasil, pero nos está costando aquí, aunque poco a poco llegará el éxito.

Muchas gracias a toda España, a la UJI para mayores, a mis compañeros de clase y a los profesores.

Sandra Mattos

La agenda

 

anti-agenda-6-1024x683

Me han regalado una agenda y me ha encantado. En ella pienso escribir todo aquello que voy a encontrar interesante.

Entre otras cosas quiero escribir esas pequeñas historias del día a día que van creando mi vida; quizás, si alguien las lee, no les diga nada, pero para mí sí son importantes, porque todas ellas agrupadas forman mi mundo.

A esta agenda quiero que la sigan más, y espero que sean muchas porque eso querrá decir que estoy viva y que mi capacidad intelectual sigue tan despierta y estupenda que me permite seguir siendo capaz de escribir. Muchas veces pensé que una de las cosas que más me hubiese gustado hacer era plasmar mis ideas por escrito. No me importa la calidad de mi escritura y lo bueno que sea lo que escribo: lo único válido para mí es mi satisfacción de haber hecho algo que me gusta.

Esta agenda me ha dado el motivo y la excusa perfecta para poder hacerlo.

Nicaire

Sobre el uso de la inteligencia humana

14853550664250

Se suele decir que el hombre es el ser más inteligente de nuestro planeta y yo dudo de que esto sea así dada la diversidad de problemas que nos atañen debido, mayormente, al egoísmo y a la ambición del ser humano. Como grave problema podríamos nombrar, a modo de ejemplo, el que actualmente estamos viviendo con los refugiados, personas que han tenido que salir de sus naciones de origen buscando en el mundo un lugar que les permita vivir dignamente ya que en su país se dan situaciones de guerra o de miseria.

¿Qué ha llevado a dichos países a vivir semejante situación?, ¿Por qué se dan las guerras? ¿Por qué países ricos en materias primas y tierras fértiles viven en condiciones de miseria?…

La respuesta es, como decía al principio, el egoísmo y la ambición humanas que lleva a que existan países que se enriquecen a costa de empobrecer a otros, lo cual genera la desigualdad económica, caldo de cultivo de situaciones explosivas de violencia cuando se llega a situaciones de miseria.

Y me pregunto si esto es hacer un buen uso de nuestra inteligencia. ¿No deberíamos utilizarla para crear equilibrio en lugar de perturbación? El equilibrio lleva al bienestar, a un buen funcionamiento, a un sentirse bien… en definitiva, a sentirse feliz, que es el fin último al que aspira el ser humano.

Creo que ya va siendo hora de que el hombre deje a un lado el egoísmo y las ambiciones que sólo conducen a la creación de problemas de todo tipo y empezar a usar su inteligencia de una forma “realmente inteligente”. Si esto fuera así, estoy convencida de que este planeta sería muy diferente.

 

Mercedes Pérez

Compartiendo una afición

cyclistes_cirque_de_troumouse_1

Un grupo de amigos, cuyo vínculo de unión es su afición a la bicicleta, tienen la ilusión que llegue el día de salida que, periódicamente, es de 3 días a la semana (martes, jueves y sábados).  Se lo pueden permitir porque todos han llegado al fin de su vida laboral.

Cuando se termina una salida ya se planifica la siguiente; con ilusión recorren la Sierra Espadán y otros parajes de montaña tan bellos como tenemos en la geografía de Castellón, siempre buscando carriles bici o carreteras poco transitadas, por cuestiones de seguridad.

La jornada empieza a las 8 de la mañana; se reúnen en un sitio que les pille lo más cerca posible a todos. Cuando ya están todos los componentes del grupo se da la salida: tranquilamente se van comentando los últimos resultados y jugadas polémicas del fútbol: siempre hay diferentes opiniones, pero todo queda ahí. Otros hablan de toros compartiendo su afición. Sin darse cuenta ya llegan a un terreno más montañoso; entonces cada uno pone su ritmo, tranquilamente se salva el obstáculo geográfico. A renglón seguido se llega al lugar designado para reponer fuerzas, se hace un breve descanso, se habla de diferentes materiales que salen nuevos de ciclismo, y vuelta para casa. La vuelta siempre es más tranquila, pero algunas veces hay un poco de pique y se anima la carrera. Bueno, sin darse cuenta ya están en casa: ya sólo queda la ilusión de la próxima salida.

                 José M. Bernat

Razonable

abogados-barcelona-campocavia

Hola; me llamo Antonio León, y hoy he tenido el gusto de conocer al nuevo profesor, Juan Carlos Palmer.

La primera impresión que he tenido de él ha sido agradable y sencillo, aunque me ha sorprendido un poco dado que es el primer profesor que, en su presentación, nos pidió realizar un texto, y en muy poco tiempo. No obstante, después de su explicación me pareció una cosa muy razonable, ya que tenemos que ir desde el principio para conseguir el objetivo que hay para coger las líneas de escritura de todo el curso.

 

Antonio León Quintana

La afición y la promesa de Alejandro

 

penalty-8 

Alejandro era un joven bien parecido, educado, deportista y simpático que vivía en una pequeña ciudad con su madre y dos hermanas pequeñas. Su padre había muerto unos años antes y él había heredado su afición al fútbol y jugaba de portero en el equipo del instituto de su ciudad. Su gran ilusión era formar parte de la selección local y ganar el campeonato regional.

Un día llegó la sorpresa: su madre le despertó y le dio una carta con una citación para incorporarse a la selección como portero suplente.

Acudió inmediatamente.

Ganaron los partidos de clasificación y llegaron a la deseada final.

Hacia la mitad del segundo tiempo el portero titular se lesionó.

¡Llegó la soñada oportunidad!

Alejandro, muy ilusionado, se incorporó al partido. El tiempo reglamentario y la prórroga acabaron con empate a cero y se pasó a la tanda de penaltis. Los cuatro primeros fueron igual para los dos equipos, 3 goles marcados y un tiro que salió fuera.

Y llegó el quinto.

Su equipo marcó. Todo dependía de Alejandro.

El delantero rival chutó fuerte y bien pero Alejandro adivinó la trayectoria y con una soberbia estirada logró desviar el balón.

¡Habían ganado el campeonato! Todo el equipo lo abrazaba y cantaban el “Campeones, campeones, oe, oe, oe” .

Su madre le daba besos.

– Cariño, despierta.

– ¿Mamá? ¿Qué pasa?

– Nada, te tienes que levantar. Es hora de ir al instituto.

– Sí, claro, pero ¿sabes, mamá? He soñado que jugaba el campeonato regional y lo ganábamos gracias a mí. Entrenaré mucho para que me seleccionen.

– Vale, pero recuerda lo que me decías de pequeño y me juraste cuando murió tu padre.

– Tienes razón, mamá, primero estudiaré medicina y tu serás la guapísima madre del Doctor Alejandro.

 

Juan Canós Beltrán

Mayo del 68

soyons-realiste-cropped

Después de tanto tiempo trascurrido, no puedo dejar de volver a recordar aquellos años.

Tenía yo la edad de la ilusión, de la utopía. Creía que todo, todo iba a cambiar, desde lo más sencillo o banal hasta lo más complejo y profundo. Creía en la igualdad entre todos los hombres y mujeres, la igualdad de oportunidades, en que se reducirían las diferencias de clases, llegaría una sociedad más justa, una sociedad que defendería la democracia y la paz para todo ser humano.

Pero con el tiempo todo se fue diluyendo. Hasta el punto, viendo lo que está ocurriendo, que nada queda de aquello… quizá la añoranza, la nostalgia, cierta tristeza e indignación. Y más aún cuando la indiferencia de unos pocos deja morir de frio, hambre y miseria a seres humanos, cuyo pecado ha sido nacer en este mundo…

Pascual Font Catalá

Cuento indio

264824583-cajon-home-office-paquete-te

Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco. Éste, dijo, no es un simple paquete: es ropa interior.

Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto. Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años… Nunca lo usó. Lo guardaba para una ocasión especial.

Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada. Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaria a la funeraria.

Su mujer acababa de morir. Se giró hacia mí y me dijo: “Nunca guardes nada para una ocasión especial: cada día que vives es realmente una ocasión especial.”

Todavia pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras. Ahora leo más y limpio menos; me siento en la terraza y admiro el panorama, sin prestar atención a los hierbajos del jardin. Paso más tiempo con mi familia y mis amigos, y menos trabajando. No guardo nada, uso los mejores vasos todos los dias, me pongo el traje nuevo si me apetece, y ya no guardo mi mejor colonia para las fiestas especiales.

No sé que habría hecho la mujer de mi amigo si hubiera sabido que no estaría aquí mañana. Creo que habría llamado a sus familiares y amigos más intimos para disculparse por viejas peleas. Me gusta pensar que habría ido a un restaurante chino, su preferido.

Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo las horas contadas. Molesto y triste porque no dije a mis hermanos y a mis hijos cuánto les quiero. Cada día me digo a mí mismo que éste es un día especial.

Muchas veces decimos “uno de estos dias, haré tal cosa”. Recuerda que ese día puede estar muy lejos, o puede que no llegue nunca.

Victoria Soriano

Forma del campo magnético terrestre

campo-magnetosfera.jpg

El campo magnético de la Tierra tiene una forma similar a un dipolo magnético, con los polos actualmente localizados cerca de los polos geográficos del planeta. En el campo magnético del ecuador, la fuerza del campo magnético en la superficie es 3,05 × 10-5T, con un momento magnético dipolar global de 7,91 × 1015 T m³. Según la teoría del dinamo, el campo se genera en el núcleo externo fundido, región donde el calor crea movimientos de convección en materiales conductores, generando corrientes eléctricas. Estas corrientes inducen a su vez el campo magnético de la Tierra. Los movimientos de convección en el núcleo son caóticos; los polos magnéticos se mueven y periódicamente cambian de orientación. Esto da lugar a reversiones geomagnéticas a intervalos de tiempo irregulares, unas pocas veces cada millón de años. La inversión más reciente tuvo lugar hace aproximadamente 700.000 años.

El campo magnético forma la magnetosfera, que desvía las partículas de viento solar. En dirección al Sol, el arco de choque entre el viento solar y la magnetosfera se encuentra a unas 13 veces el radio de la Tierra. La colisión entre el campo magnético y el viento solar forma los cinturones de radiación de Van Allen; un par de regiones concéntricas, con forma tórica, formadas por partículas cargadas muy energéticas. Cuando el plasma entra en la atmósfera de la Tierra por los polos magnéticos se crean las auroras polares.

Jaime Urquizu