Castellón, 26 de Febrero de 2018

desktop-background-3091211_960_720

Castellón, 26 de Febrero, 2018

Hola Juan Carlos:
Mañana no podré asistir a la UJI  pues tengo una reunión de trabajo a las 17h.
Parece que fue ayer cuando escuché, 15 minutos… 14,55... Y ya han pasado 8 de las 10 clases. Después del miedo inicial, el balance del primer semestre sería muy bueno. Me he relajado, me gusta lo que hago y siempre saco algo en claro de las clases y ¡preparamos unas meriendas! Lástima que tengamos tan poco tiempo.
Contigo he aprendido, he leído, pensado, he emborronado cuartillas, he reído y he llorado. He conocido y puesto nombre a muchos compañeros: en definitiva, he disfrutado. Quiero que haya más noticias, artículos de opinión y crítica pero, sobre todo, otro Romancero y que contesten en pareados. Menos mal que el bloc se queda abierto pues, creo, que me he enganchado. No sé si se trataba de eso pero, al menos algunos, lo  hemos intentado.
Gracias, Juan Carlos, por la fe que tuviste en nosotros y, sobre todo, por todo lo que me has enseñado. Espero no haberte defraudado.
Sinceramente, tu alumna:
                                                 Elena Balado
Anuncios

La colada

tweezers-863153_960_720

Hay quien las quema con ánimo aguerrido, como en un acto heroico. Claro, eso sí, si son las del enemigo: si es la propia, se envuelven en ella para inmunizarse de todo mal; es más, se inmolarían por ella, por ser lo más sagrado y consiguientemente se le rinde pleitesía; aunque su última vocación puede ser la de cubrir un féretro.

Las hay de todos los colores y formas y se inventan para vestir una idea o una conveniencia. La combinación de colores, su disposición y forma, pueden hacer de ellas un símbolo personalizado, a medida.

Pueden representar de todo, nunca a todos: altas instituciones, ideologías, deportes, grupos corporativos, opciones sexuales, la rendición o la victoria, la legalidad o su ausencia; pueden ser oficiales u oficiosas, e igualmente, se convierten en fetiches, tatuajes, tirantes, pulseras, prendas de vestir… pero en todo caso son un símbolo.

Un símbolo por el que se mata y se muere, que nos une o nos desune, pero todas ellas, sin excepción, están hechas de la misma materia: un trozo de tela, un escueto y miserable trozo de tela que puede estar fabricado en cualquier país, para el que nada representa, y que solo pretende vender un trozo de tela, coloreado a gusto del cliente, y así poder darle un mayor valor añadido.

¡Cuánto horror y cuánta miseria! !Cuánto símbolo del poder o del contrapoder! Siempre ocultan algo, como todo símbolo, y como tal instrumentalizan a sus seguidores…”Quien sabe utilizar una bandera subyuga a su pueblo”.

Reflexiono sobre estos pensamientos. Mientras, la proa de mi coche, sigue a otro con la consiguiente bandera nacional y la obligatoria europea.

¿Dónde existe un país sin bandera? ¿Podríamos elegir ser sus ciudadanos?… Quizá lo mejor sería nacer en un barco sin ella, que es lo mismo que ser de un lugar pirata; sería la única opción revelde. Sí, con uve, que es la única forma congruente de escribir esa palabra.

En definitiva son símbolos que, por sí solos, nada significan y nos los tienen que ilustrar en las escuelas. No sirve la intuición para descubrirlos: su conciencia es adquirida de forma sesgada por quien nos los explica.

Llego al hotel de mi destino. Después de una reconfortante ducha, salgo al balcón a contemplar el crepúsculo del atardecer, rosado y trasparente y que nos hace intuir una perdida, con su sentido melancólico. Pero en este caso no basta un trozo de tela coloreado ni la explicación razonada, hay que hacer girar el mundo para que se produzca la mágica comprensión. Solamente.

Enciendo un cigarrillo. En la terraza de un edificio cercano, el resultado de una colada, espera secarse. La brisa del atardecer agita las sábanas, que quieren jugar a ser banderas… quizá las únicas banderas que deberían existir… las de los sueños.

Manuel Cañadas

El sueño europeo

refugees-1156245_960_720.jpg

Hacia 7 años que habia comenzado todo. Al principio parecía que iba a ser como en el resto de países: las protestas comenzaron para reclamar un país mejor, cansados de unos gobernantes que oprimían a sus habitantes.

Pero para la familia de Mahir no fue asi: las protestas trajeron una guerra civil que duraba ya muchos años y que deparaba un futuro muy incierto. Tenía tres hijos, los cuales sólo conocían los bombardeos y la destrucción. Ya estaban acostumbrados al sonido de las bombas y los aviones que dejaban tras de si desolación. Él sólo pensaba en sacar a su familia del aquel horror. Sabía que muchos compatriotas ya lo habían hecho. Pensó que había llegado su oportunidad, miró con qué opciones contaba economicamente, realizó algunos contactos y, por fin, tomó la decisión y acepto que había llegado el momento de partir.

Invirtió todos sus ahorros para el viaje. No le importó, pues sólo buscaba que su familia pudiera pasear por una ciudad sin tropezarse con escombros y muerte. El viaje era muy arriesgado y podían morir en el trayecto, pero el riesgo valia la pena: tenían que llegar al Mediterráneo y, desde allí, embarcar en un bote que los llevaría a su destino. En esa pequeña embarcacion iban todos hacinados (las mafias se aprovechan de la desesperación). Él miraba la cara de sus hijos: en sus ojos veía miedo y expectación. Todo se había convertido en una gran incertidumbre.

El mes era el apropiado, el buen tiempo jugaba a su favor. De noche el mar es más tenebroso y los niños se acurrucaban en el regazo de sus padres: para ellos eran su salvavidas. La travesía fue dura: todos apretujados en esa pequeña isla que era el barco, pero con la misma imagen en su cabeza, llegar a tierra y comenzar una nueva vida, lejos de su amado país que ahora ya no les daba ninguna seguridad.

Por fin divisaban la costa. Sus caras se iluminaron: lo habían conseguido. Lo que nunca pensaron es que, al llegar a ese próspero continente europeo, iban a encontrar otra guerra, sin bombas, pero de las que te dañan el espíritu. En todos los sitios a los que iban parecían sobrar: no eran bien recibidos. ¿Su delito? Ser musulmanes. Mahir pensó que, por muy mal que aquí fueran tratados, tenía la esperanza de que con su esfuerzo y valentía conseguiría dar una mejor vida a su familia.

Julia Nieto

La vida sin objetivos

alzheimers-63610_960_720

Era una mujer mayor que subió al tren en la estación de Sagunto y, después de echar una ojeada al vagón semivacio, decidió sentarse a mi lado. Tenia ganas de hablar y, sin hacer caso de mi manifiesto desinterés, comenzó a contarme su historia.

Llegaron su marido y ella con los dos niños al Puerto de Sagunto en los años 70. Venían de un pueblo de Albacete. No le costó mucho a él encontrar trabajo pero un accidente laboral grave lo mató a las pocas semanas. La viuda y los hijos no tuvieron derecho a una pensión. Personas compasivas, viendo su situación, le consiguieron un trabajo de limpieza nocturno, así como también un colegio donde los niños podrían estar internos. Se resistió, pues no quería que sus hijos crecieran lejos de ella. La tacharon de desagradecida y mala madre por no aspirar a un futuro mejor para ellos. Cedió finalmente. Los niños pues ingresaron en un colegio en Valencia y ella se quedó en el Puerto trabajando, durmiendo poco y alimentándose mal, ahorrando al máximo para poder llevarles, cuando les visitaba el fin de semana, algún regalo o golosina.

El tiempo pasó. Los niños eran listos y aplicados y consiguieron una beca para cursar estudios superiores. Ella no se alegró: había pensado que los recuperaría cuando tuvieran edad para empezar a trabajar y vivir, al fin, juntos. Pese a ello acabó aceptando, arrepentida por su egoismo. La beca no cubría todos los gastos y era preciso aportar más. Lo hizo utilizando el dinero que habia conseguido ahorrar para dar la entrada de un pisito modesto; pensó que podía seguir realquilada unos años más. Estaba muy orgullosa de ellos. Su vida había sido dura, siempre sola, trabajando y ahorrando, ilusionada con un mañana en el cual volverían a reunirse. Ya de mayores no tenían nunca tiempo para ir a ver a su madre y parecía que les incomodaban cada vez mas sus visitas por lo que poco a poco fue espaciándolas.

Ahora trabajaban ambos, y tenían sus propias familias. Sus hijos la querían, sin duda, incluso le habían ofrecido que viviera con ellos. No lo pudo aceptar: se daba cuenta de lo forzada que resultaba la propuesta. Los quería entrañablemente, pero eran extraños: no podía hablar con ellos de nada.

Y así estaba ahora: jubilada, sin ilusiones al despertarse por las mañanas, esperando que llegara la noche que cada vez era mas larga, sin agobios económicos pero más sola y triste de lo que había estado jamás. Su vida siempre tuvo un objetivo: sacar adelante a sus hijos, y lo había conseguido. Ahora mismo ya no le encontraba ningún sentido y sólo deseaba que terminara.

                                    Inmaculada Alemany

Mensajes del más allá

baby-1178539_960_720

Alba oía ladridos de su perro Fred, así como un grifo goteando. No sabía si estaba soñando o era realidad. Abrió los ojos y miró de mala gana el reloj-despertador que había en su mesita.

-¿Qué diablos está pasando y por qué hay tantos ruidos si son sólo las 6:30 de la mañana?

Saltó de la cama, se puso las zapatillas y fue a ver de dónde venían los ruidos. Al llegar a la cocina vió a Fred ladrando y muy alterado, y también un grifo abierto, por el que salía bastante agua. Pero lo peor no fue eso, sino que lo que realmente la alarmó fue la imagen de un bebé que aparecía en el cristal de la ventana. Por un momento creyó que era una ilusión óptica, pero la realidad era que podía ver el rostro del bebé con total nitidez.

Intentó calmar a Fred y a continuación cerró el grifo. Entonces vio que en la frente del bebé había algo escrito -NO QUIERO MORIR-. Una vez leído el mensaje, la figura del bebé se esfumó y todo volvió a la normalidad. Se sentó en un taburete de la cocina y pensó que todo había sido fruto de su imaginación; Fred estaba tranquilo, el grifo estaba cerrado y en el fregadero no había ni una gota de agua.

Así que decidió olvidar lo ocurrido, cuando el sonido de su móvil la sobresaltó. Era su amiga Laura. ¿Qué hacía a estas horas despierta? ¿Por qué me llama tan temprano? ¿Le habrá ocurrido algo grave?

-¿Qué ocurre, Laura? ¿Estás bien?

– Eso me pregunto yo, porque estoy muy preocupada con el mensaje que me has enviado.

– Yo no te he mandado ningún mensaje.

– Pues en mi móvil hay un mensaje tuyo que dice: “Por favor, ayúdame”.

Alba relató a su amiga lo ocurrido y le pidió consejo acerca de lo que podía hacer. Ésta le aconsejó que fuera a la policía y que notificara lo ocurrido. Una vez finalizada la conversación con su amiga, Alba se quedó pensativa acerca del hipotético mensaje recibido por Laura y que ella estaba segura que no lo había escrito, y mucho menos enviado.

-¿Voy a la policia? ¿Me creerán?

Con una taza de café en la mano decidió olvidar el asunto y no ir a denunciarlo. Como era domingo se calzó las zapatillas y decidió dar un paseo, para relajarse y ordenar sus ideas. Durante su paseo en su mp3 sonaron: Coldplay, Rammstein, Depeche Mode, Supertramp, etc., que hicieron que olvidara todo lo ocurrido. Llegando a su casa vio una ambulancia, un coche de policía y gran cantidad de personas. Por lo visto, el motivo era el hallazgo de un bebé muerto y abandonado en un contenedor de basura. Estuvo a punto de desmayarse, y se sentó en el suelo para no perder la verticalidad. Una vez recuperada se incorporó y reemprendió el camino hacia su casa, no sin dejar de pensar que su pesadilla no había acabado todavía. Estaba frente a su portal cuando recibió un gran impacto de algo voluminoso, que acabó con su vida en el acto. Un sillón caído de no se sabe donde la había aplastado.

_______________________________________________________________________________________

En el sexto piso de su vivienda Rosa jadeaba sentada en el sofá de su casa, ya que arrastrar el sillón hasta la ventana y lanzarlo al vacío la había dejado agotada y sin fuerzas, pero se sentía satisfecha, ya que había cumplido la orden que había recibido de aquel bebé que apareció en la pantalla de su televisor mientras tomaba unas tostadas y una taza de café. El mensaje decía “Tira el sillón por la ventana” y ella, sin saber por qué, así lo había hecho; de paso se deshizo del maldito sillón en el que vió por última vez sentado a su marido antes del ataque de corazón que acabó con su vida. A pesar del ruido de gente, sirenas de ambulancia y de policia, el sueño la venció y quedó dormida.

_______________________________________________________________________________________

¡Pi Pi Pi Pi Pi Pi Pi!

-Maldito despertador.

Intentó alcanzarlo, pero se le cayó de la mesita y se despertó. Estaba agotada, y sudando; se tocó la cabeza, los brazos, las piernas y su enorme tripa que anunciaba la inminente llegada de su bebé. Todo estaba bien y no había sufrido ningún daño. Recordó lo que había soñado y eliminó de su cabeza los malos pensamientos que tenía acerca de deshacerse del nuevo ser que estaba a punto de nacer y decidió cuidarlo con todas sus fuerzas.

Trainer

El Camino, 1988

spain-2451831_960_720

¡Ya podemos coincidir! ¡Íbamos al Camino juntos!

Habíamos quedado en vernos en Valcarlos el 15 de Junio. Los habíamos conocido en Cahors (Francia), haciendo la Via Podiensis, la más antigua del Camino de Santiago francés (año 951), que va de Le Puy hasta San Jean Pied de Port. Dominique y Silvaine, conocidos por azar allí, nos llevaron a ver los maravillosos pueblecitos del Camino Francés. ¡Cuántas horas preparándolo! Teléfono, cartas… Ahora íbamos a ser nosotros sus guías en España y queríamos que todo fuera perfecto. Llegaríamos con coche y cada etapa caminarían 3 personas. La otra llevaba el auto; así era más fácil desplazarnos cuando nos salíamos de la ruta para ver algo interesante.

¡Yo quiero hacer esta etapa! ¿Podremos ir hasta el Valle del Silencio y las Médulas (León)? El día de Santo Domingo conduciré yo, quiero llegar hasta el Monasterio de Camas (La Rioja)… De acuerdo…

Así fuimos haciéndo nuestro itinerario. ¡Qué ilusión con todo!

Llegamos a Valcarlos y yo no me encontraba muy bien: serán los nervios y el viaje, pensé… ¡Qué alegría al encontrarnos! ¡Cuánto teníamos que decirnos tras 2 años sin vernos! Besos y abrazos. Cena y a dormir: había que levantarse pronto y nos esperaba la dura subida hasta Roncesvalles.

Pasé mala noche pero me podía la ilusión y así empezamos a subir. Lo que costaba 4 horas y media nos costó 6 por mi culpa. No podía más y era el primer día. Mal empezábamos el Camino. Dominique se adelantó para no preocupar a su pareja y nosotros a mi ritmo. Llegué a Roncesvalles bastante mal: no sabía que me pasaba. En la hospedería, al verme llegar así, nos dijeron que estaba Martín, un médico que hacia allí voluntariado, y fuimos a buscarlo. Le expliqué lo que me pasaba, me miró y … ¿no estarás embarazada? Nos preguntó… Nos quedamos “a cuadros”.

Se acabo el Camino por ese año pero empezó un nuevo y maravilloso Camino, el de ser padres. El 8 de marzo nació nuestra primera hija. Ellos el 5 de Mayo tuvieron a Jacques. ¿Será el Camino?

En 1991 hicimos parte del Camino con nuestros hijos.

Elena Balado

La electricidad

light-bulb-3104355_960_720
La electricidad, según los científicos, no se inventó, pues es un fenómeno de la naturaleza. Lo que sucedió es que se llegó a estudiar la manera de utilizar esa energía que se sabia que estaba, pero que los científicos aun no sabían como llegar hasta ella. Benjamín Franklin fue el científico que realizó el siguiente experimento: izó una cometa y, en el extremo del cable, colgó una llave metálica. Un día de tormenta la izó hasta que una chispa de un rayo se unió al cable y pasó a la llave, dándole una descarga. Por este motivo se dijo que era el inventor de la electricidad.  Éste fue el inicio de varios estudios para el aprovechamiento de la electricidad.

El científico Edison, siguiendo los estudios del inventor de la lámpara, Volta, fue el inventor de la pila. Pero estudios posteriores descubrieron que en los tiempos de Thales de Mileto ya se habían encontrado signos de que se habían desarrollado la forma de hacer la electricidad estática, pues también se localizó un sistema similar a lo que ahora conocemos como pilas, si bien no supieron para que lo utilizaban

Actualmente hay varias fuentes de energía para producir la electricidad. Hay centrales de carbón, de gasóleo, de gas natural,… Estos combustibles se utilizan para calentar agua a presión y generan vapor; con el mismo, ponen en marcha una turbina de vapor que está interconectada a un generador. También hay otras fuentes de producción, como las centrales nucleares, la energía eólica y la fotovoltaica. También están los saltos de agua: éstos se aprovechan para mover unas turbinas que ponen a los generadores a producir la energía.

Como llega a nuestro hogares desde el punto de producción, por medio de lineas aéreas a
centrales de distribución, de ellas salen otras lineas aéreas a la industria y a nuestros hogares.

Juan Molina

Unos años muy duros

spain-2733131_960_720

Allá por el año 1974 yo era una recién casada y madre muy joven cuando a mi marido lo destinaron al País Vasco. Mi primer gran impacto fue el clima, pues salí de Castellón con calor y mucho sol un mes de septiembre y, al llegar allí, el sol se apagó, y me encontré con la lluvia (que parecía eterna) y el frío que no me abandonaron durante todo el invierno. Todo era muy triste y gris.

Además, a esto había que sumar mi inexperiencia (tenía 17 años), la soledad en un pueblo (Irún) desconocido, una cultura muy hermética con los forasteros (nos llamaban manchurrianos),… Pero eso no es todo: a los que como yo pertenecíamos a la Guardia Civil y a sus familiares nos llamaban chacurras (perros). He sufrido sus desprecios constantes y sus ataques personales. A la semana de instalarme en el pueblo fui a comprar el pan y me lo negaron, diciendo que todo el pan que había en las estanterías estaba vendido.

En esos años, la Guardia Civil no tenía seguridad social: tuvo que morir el dictador para que nos la concedieran después de que en Barcelona se manifestaran unos 200 guardias pidiéndola (fueron expulsados). Pero encontramos un alma caritativa que, como médico, nos atendía en su consulta a toda la familia. La gracia le salió cara, pues se ganó las amenazas de ETA, en forma de ataques a su casa y consulta. Le quemaron el coche, cartas bomba y hasta le mandaron una caja con una rata muerta. Otro episodio que sufri fue que me cortaron la ropa que tenía tendida para secar.

Por todo esto cuando mi hija tuvo edad de empezar el colegio, le planteé a mi marido volver a Castellón, pues no quería que ella sufriera lo que otros hijos de guardias en los colegios: insultos, palizas, rotura de libros, etc. Incluso los que eran creyentes, dejaron de acudir a la iglesia por la apología del terrorismo que hacían los curas vascos.

En fin, me ha costado mucho escribir sobre esta página de mi vida que no olvidaré por lo dura que fue.

Elena M.

Amigo

pinky-swear-329329_960_720

Te admiro porque un día pensaste que querías cambiar y no se quedó sólo en palabras. Por la fuerza que has tenido para dejarlo todo y empezar de cero. Porque te fuiste solo, sin conocer a nadie, y has arrancado ya el vuelo. Porque eres una sorpresa cada vez que hablo contigo. Por tu escucha y porque, sin conocerme, has querido ser mi amigo.

¡Cómo te admiro!

Elena Balado

Ofimática

industry-3087393_960_720

Todo tiene un principio. Alguna vez en la vida tienes que tomar una decisión, que puede encauzar tu futuro sobre cómo desarrollarte en tu vida profesional.

Cuando terminé mis estudios no me interesaba mucho el entrar en la Universidad. La veía como una cosa sin atracción. Coincidió que leí una revista sobre las nuevas tecnologías que estaban surgiendo: era lo que se conoce como el área de ofimática.

Se repartían en los bloques de Fax, Telefonía, Impresoras, Fotocopiadoras, etc. Todo esto despertó mi atención y curiosidad. Al poco tiempo, una persona mayor me hizo un comentario sobre cómo podría ser que, poniendo un papel en la máquina (la que conocemos como fax) pudiera llegar en los mismos términos a un sitio diferente, al igual de cómo se podían hacer fotocopias de un escrito o dibujos de una forma tan rápida. Estaba sorprendido: toda esta misteriosa tecnología en ese momento me llevó a interesarme

Comencé a estudiar y, al poco tiempo, ya estaba trabajando en estos medios. Tanto en la teoría como en la práctica, cuando conoces los principios básicos de cómo se desarrollan, ves la lógica aplicada de algunos científicos cuando las descubrieron, aunque en su tiempo no le dieron la importancia debida. No quiero entrar en detalles técnicos sobre esta materia, ya que habría personas que no las comprenderían, pero todo esto en aquellos años era algo que se nos escapaba para nuestra época.

Ahora también hay campos en los que, seguramente, gente con inquietudes están desarrollando innovaciones y que, dentro de poco, y aunque no las entendamos, utilizaremos, incluso sin saber cómo ha sido su origen y después de su aplicación hasta llegar a ser una cosa cotidiana. Quisiera transmitir mi más sentida felicitación a todas las personas que han tenido la suerte de poderse desarrollar a lo largo de su vida tanto personal como profesionalmente.

Javier Alonso