En las ondas

radio

Voy a intentar entreteneros, escribiendo sobre la radio. Para empezar, es un medio de comunicación estupendo, que es compatible con todo: no te obliga a pararte, por lo que puedes realizar otras tareas a la vez que la escuchas.

La radio forma, informa, transforma, entretiene y acompaña. Sólo hay que escuchar, pero también te permite participar, así que la radio se hace entre todos: periodistas y oyentes. Los periodistas están en segundo plano, pero aprendes a reconocer sus voces; eso te ayuda a ponerles nombre y, aunque no los veas, también se comprometen.

Hay todo tipo de programas:

  • Informativos: estupendos y breves, basados en la inmediatez a la hora de dar las noticias.
  • Debates: su interés radica en el tema a tratar y también en los periodistas que intervienen, siendo mejores si hay diversidad de opiniones.
  • Programas de entretenimiento y humor: a veces, se intercala información y participación ciudadana, lo cual hace el programa más ameno, y con encanto.
  • Programas de música, clásica y moderna: los primeros, con música genial, aunque no siempre a gusto de uno. Los segundos te sitúan en el ahora y aprendes los gustos musicales de los jóvenes actuales con los que convivimos.

Al venezolano Gustavo Dudamel lo escuché por primera vez en la radio hace ya años, en sus comienzos, como director de los músicos de la Orquesta Simón Bolivar, que se dedica a reclutar a sus miembros entre los niños de la calle y adolescentes sin recursos económicos. Lo mismo me ocurrió con el fado, que me gusta mucho, y también fue la radio la que me permitió escuchar a la internacional Amalia Rodrigues y otras fadistas contemporáneas como Mariza, Dulce Ponte y la española María Berasarte.

La radio te informa de novedades literarias, hace crítica de cine, cuenta viajes que te hacen viajar a ti también… La radio tiene misterio y estimula la imaginación. Te descubre rutas de senderismo y aventuras: así supe del Camiño dos Faros en la Costa da Morte (Galicia) o el Caminito del Rey en Málaga, cuando estaban restaurando la pasarela sobre las paredes de un desfiladero, que es un recorrido de vértigo, y aún no estaba abierto al público.

Pero no siempre ha sido así: como todos los medios de comunicación, la radio también ha evolucionado, incluso el aparato receptor. En mi infancia mi padre escuchaba invariablemente “el parte” en una radio enorme. También recuerdo “España para los españoles”, programa cuyo objetivo era que los españoles en el extranjero se sintieran más cerca de casa. A mí, a mi edad entonces, (sobre los 10 u 11 años) me gustaba “Matilde, Perico y Periquin”, con el humor de la época y que duraba poquísimo, cita a la que yo no faltaba.

El día 13 de febrero, día de la creación de la radio de las Naciones Unidas en 1946, se proclamó como el Día Mundial de la Radio, pero para mí el día de la radio es todos los días, pues me acompaña en el desayuno y a lo largo del día, dependiendo del tiempo disponible.

Isabel Rodríguez

Anuncios

4 respuestas a “En las ondas

  1. Elena B.M. 21 febrero, 2018 / 3:40 pm

    Me siento identificada…. en mi casa no hay tv pero la radio esta siempre en marcha.

    Me gusta

  2. M. Angeles tirado 22 febrero, 2018 / 8:17 am

    Yo también me siento identificada. La radio antes que la televisión!!

    Me gusta

  3. Elena Martínez 22 febrero, 2018 / 1:09 pm

    Así es, una buena compañía

    Me gusta

  4. María José 25 febrero, 2018 / 9:01 pm

    yp también soy radioaficionada , te permite estar haciendo cosas y a la vez escuchar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s