Lo que pasa en unos minutos

steam-train-512508_960_720

El tren se había alejado lentamente y allí estaba yo. Llegué tarde y lo perdí. Era la primera vez que me pasaba una cosa así. debía tomarlo porque mi destino era acompañar a un ser muy querido, mi novia y futura esposa, tras haber pasado unos días juntos. Y llegué tarde.

Eran muchos recuerdos los que se alejaban. Recuerdos de los días de verano que habíamos paso juntos, de la playa, de las comidas, de las tardes de fiesta, bailes y diversión. Un sinfín de momentos buenos fueron desfilando por mi mente. E increíblemente había llegado tarde a coger aquel tren. No me lo podía perdonar.

Entonces el tren desapareció por completo. Absorto en mis pensamientos no me dí cuenta de que me había quedado solo en el andén. Mi principal preocupación pasó a ser qué medio de transporte debería emplear para, en el menor tiempo posible, poder reunirme con ella.

Sin embargo, un nuevo tren llegó pocos minutos más tarde. Fue mi salvación, viendo que había aparecido la forma de volver a reunirme con ella, por lo que hablé con el interventor y me validó el billete que tenía en mi poder y que no había utilizado al perder el tren previo.

Al final, todo solucionado.

Jaime Urquizu

Anuncios

One response to “Lo que pasa en unos minutos

  1. Elena B.M. 21 febrero, 2018 / 3:38 pm

    Que mal trago….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s