El tren de la esperanza

apple-570965_960_720

El tren se había alejado lentamente; y allí estaba yo, esperando otro tren, imaginando que quizás allí vendría la persona amada. Pero el tren no paró. Pasó de largo y se alejó lentamente.

Eran muchos recuerdos los que se alejaban. Permanecí allí, descorazonada, pues pensaba que me había fallado esa persona. Eso sí, dentro de mí seguía teniendo una pequeña esperanza.

Entonces el tren desapareció por completo. Y entonces sí que me sentí completamente afligida. No sabía qué hacer. Me venían muchos recuerdos a la cabeza. Estaba desesperada y desconcertada.

Sin embargo, un nuevo tren llegó pocos minutos más tarde. Y yo me alegré mucho. Aunque estaba completamente triste, en ese momento vi que bajaba una persona y me saludaba. Era la persona que yo esperaba, mi amado. Me emocioné muchísimo y nos fuimos juntos. Al final, tuve mucha suerte. Nos abrazamos los dos y fue un final muy feliz.

Mª Josefa Nácher

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s