Expectativas y realidad de la vida laboral

workstation-405768_960_720

El futuro había llegado. O eso creía Juan. Había terminado los estudios con unas notas espectaculares. Uno de los mejores de su promoción. Empezaría a trabajar y conseguiría un buen puesto con el salario correspondiente. Al fin sus esfuerzos serían recompensados. Le esperaba un futuro prometedor.

Envió varios currículum, y le contactaron 2 empresas de muy buena reputación. Concertaron las entrevistas correspondientes y se presentó a la primera. El Jefe de Personal le comentó que estaban buscando gente con buena formación académica, y que su perfil encajaba perfectamente. Le preguntó qué puesto le gustaría desempeñar, a lo que contestó que se sentía capacitado para dirigir un departamento.

¿Tiene experiencia en algún puesto similar?, preguntó el Jefe de Personal.

No: me he dedicado a estudiar y prepararme para la vida laboral, pero nunca he trabajado.

¿Qué sueldo tiene en mente?

– Pues había pensado en unos 2500 € brutos mensualmente. Y luego, según valía, volver a negociar.

Bueno, dijo el jefe de personal, las normas de la empresa para el personal que se incorpora son como becario y con un sueldo de 800€ netos mensuales. Una vez haya adquirido experiencia, volveríamos a negociar. Tenemos varias entrevistas con otros candidatos y, una vez terminadas todas, le avisaremos.

En la segunda entrevista, no fue muy diferente: muchas horas de trabajo y un sueldo que de aproximadamente 900€ mensuales. Luego ya se vería, según la experiencia que adquiriese. No sabia si reír, o llorar. Tenía claro que sus expectativas no eran tal como se las había imaginado.

Se fue a casa y al llegar se dio de bruces, con la respuesta. Allí mismo vio que las cosas no eran tan fáciles como se lo había imaginado. Las entrevistas no habían salido como el esperaba. Tenía muchos estudios, pero nada de experiencia laboral. Los trabajos que le ofrecían eran puestos de principiantes y con sueldo de jornalero.

En conclusión, se dio cuenta de que, si quería labrarse un futuro laboral, tendría que aceptar alguno de estos puestos, si es que se los ofrecían, y empezar desde abajo.

Mª Jesús Mateo Mayandia

Anuncios

2 respuestas a “Expectativas y realidad de la vida laboral

  1. Julia Reyes Nieto Carrasco 20 marzo, 2018 / 11:05 am

    Es lo que les toca a los jóvenes, están más preparados que nunca y les ofrecen trabajos poco remunerados, es injusto.

    Me gusta

  2. elena balado 20 marzo, 2018 / 11:22 am

    La realidad de la vida, no hay más…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s