Dignidad

forges

Decidió que hasta ahí había llegado. No estaba dispuesto a escuchar más mentiras. Los fantasmas que evocaban los discursos de los representantes políticos le hicieron apagar la radio. Se incorporó de la cama, abrió la mallorquina y se quedó mirando por la ventana, sin reparar en lo que veía, enrollándose en un halo de melancolía. El hilo de la vida cortó su único apoyo: la pérdida aún le impedía resolver cosas.

Cerca de la ladera del monte, no muy lejos de la mar, estaba la casa del pueblo. Disfrutaba de buena vista: había ido allí ante el abandono, al que se veía arrastrado, por la falta de atención social. Era ya una carga con escasos recursos económicos, tras toda una vida de lucha en la fábrica. No le habían hecho perder la capacididad de ser crítico con el poder, ni con quien lo detenta. Representaba, como otros cientos, un cuartillo de punto en el cálculo presupuestario anual. Tampoco los servicios comunitarios preveían una fecha cierta para su ingreso en la residencia de mayores: edad, grado de minusvalía, autonomía… Denegada. No reunía los requisitos: dependía únicamente de su torpeza.

De repente se detuvo. El aire no le llegaba a los pulmones. El esfuerzo de aparcar el viejo auto con dirección mecánica, en la cochera, le dejo casi sin aliento. Tomó asiento tras la ventana, abstraído en los recuerdos. Recordó el banco del parque, donde se veía con los amigos, y como una tortura china, gota a gota, iban quedándose espacios vacíos. No deseaba duelo.

Desde un principio, lo sabía, tenía que elegir. Debía unirse al elevado número de ciudadanos mayores, que saben que la forma más solidaria de conducta social es defender su dignidad humana. Descartó pasar su senectud como un animal o un dios: solo

Enrique Romero

Anuncios

One response to “Dignidad

  1. elena balado 21 marzo, 2018 / 10:09 pm

    Triste realidad…. pero muy bien por no querer estar SOLO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s