El futuro ha llegado

 

mineral-2382040_960_720

El futuro ha llegado. O eso creía Juan. El había optado por una vía difícil y laboriosa dentro de sus estudios. El sabía que, a pesar de haberse marcado una meta alta, no tenía todas las posibilidades de alcanzarla, pero como le gustaba indagar, averiguar, calcular, buscar en el terreno de las ciencias—de la geología—pensaba que le sería más llevadero todo el trabajo necesario paras las búsquedas, las averiguaciones, las investigaciones dentro de su región, primero, y después pudiendo incluso incrementar el área de análisis. Había escrito informes de sus visitas por varias zonas peculiares del país y pensaba que sus informes podían ser utilizados en cualquier momento y que podría ampliar de manera adecuada el conocimiento de la geología en su país.

Dentro de los estudios de su carrera había disfrutado con los cálculos, las lecturas y los ensayos y no le había ido muy mal. Además, había podido visitar lugares muy especiales en lo que se refiere a la biología por ser muy interesantes. Había entregado a la Universidad los últimos trabajos realizados, ya que desde la Universidad habían solicitado que se entregasen informes de los biólogos, geólogos, geofísicos y geógrafos para presentar los seleccionados a una comisión internacional sobre una investigación del planeta Tierra y sus aprovechamientos.

Juan los presentó, pero pensaba que era un sueño irrealizable; lo veía muy lejano para él. Pasaba los días mirando en varias empresas las posibilidades de encontrar trabajo para las construcciones civiles o cosa parecida: más que nada para ir haciendo alguna labor que le rentase un poco y poder seguir con sus investigaciones dentro de su país. Además, como tenía su familia y amigos podía disfrutar de momentos amenos.

Pero recibió una carta de la Universidad para presentarse en cinco días. Se quedó un poco perplejo, porque sólo indicaba la hora y el lugar de reunión, sin ninguna explicación adicional. El texto decía solamente “REUNIÓN DE ORGANISMOS INTERNACIONALES DE INVESTIGACIÓN BIOLÓGICA Y GEOLÓGICA”. No sabía si reír o llorar, porque no entendía realmente de qué se trataba. Seguro que sería seguir un coloquio de científicos internacionales para intercambiar ideas y opiniones. A él le hubiese gustado poder trabajar en el extranjero con empresas que van haciendo informes geológicos por muchos lugares pero, para eso, no había salido ninguna oferta. Sus amigos le comentaban que quizás la Universidad le había citado para dar charlas y desarrollar los informes que él había publicado. Juan no sabía qué opinar. Estaba ilusionado y estuvo ojeando los informes que tenía por si acaso tenía que hablar de ellos.

Tanta alegría, tantas dudas, tantas ilusiones le hacían pensar y pensar pero no sabía por cual optar; la única cosa segura es que, hasta que no llegase el día, no sabría a qué atenerse. La espera no era muy larga pero le pareció un siglo.

Al llegar se dio de bruces con la respuesta.

Allí mismo vio como ondeaban varias banderas de diversos países. En la entrada se estaban saludando personas de varias nacionalidades. Reconoció a alguna de ellas: un biólogo, un geofísico, pero no pudo examinar más porque le llamaron a pasar en la sala de reunión. Allí le presentaron a varios de ellos. Le comentaron que se había hecho este coloquio a petición de algunos científicos para poder intercambiar informes y estudios. Pero que se trataba de ver quien estaría interesado en unirse al organismo internacional para seguir con los estudios de los conceptos, teorías y métodos de la geofísica y la geología. El organismo tenía un plan con varias etapas a corto, medio y largo plazo para poder unificar todos los estudios sobre nuestro planeta, y así poder beneficiar a los demás países adheridos a este organismo.

En conclusión, se dio cuenta que entre tanta gente especializada, había una plaza para él. Con el gran número de personalidades allí presentes iba a poder hablar, discutir, intercambiar ideas, informar sobre su “geología” y todo con estos científicos. No se lo podía creer. Vio que había también jóvenes de otras especialidades. Habló con algunos de ellos y le comentaron que, al terminar el coloquio, debían ir a firmar. No sabía nada. Estaba un poco perplejo. El último científico terminó el coloquio. Empezaron a llamar a los más jóvenes. Le llamaron a él y le preguntaron qué sentía. Frente a él, unos cuantos papeles. Se acercó un científico acompañado de un profesor de la Universidad. El profesor le explicó que el científico, Sr. Weger, geólogo, ha leído sus informes y que pensaba que sería interesante compartir los estudios que está realizando.

El lugar para ello sería en un principio Dinamarca pero cada uno de los estudios, que se pretendían ampliar, se harían in situ. Por lo tanto debería indicar en esos papeles que tiene delante su acuerdo para poder iniciar la relación laboral. Juan rellenó todos los papeles, firmó y los entregó al profesor. Este último le indicó que esperara, que enseguida volvería.

Juan se quedo boquiabierto. Se decía: “¿De verdad que es para mí está opción? Voy a trabajar con un científico importante y hacer estudios, informes con él.” Era increíble: un proyecto a largo plazo para él sin tener que buscar trabajos por doquier. Juan le daba vueltas en su cabeza a todo lo que le estaba ocurriendo y no daba crédito. Su futuro parecía asegurado: no lo podía creer. Tampoco conocía este tipo de organismo y eso que lo había buscado. De todas formas ya había firmado y le tenían que explicar ahora como se organizaba su desplazamiento. El profesor le había dicho que después de que se cerrase el coloquio, le darían toda la información. Le dijo que no se preocupase, que el organismo había elaborado los detalles para cada persona seleccionada.

Juan pensaba que le había tocado un sueño y que se hacía realidad. Tenía un futuro seguro.

Trinidad Moya

Anuncios

One response to “El futuro ha llegado

  1. elena balado 22 marzo, 2018 / 11:12 pm

    Con esfuerzo e ilusión todo se consigue. Gracias Trini por el relato.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s