Una más de D. Camilo

todo-lo-que-no-deberiamos-saber-de-camilo-jose-cela

Cuéntase que se dice que se cuenta…
que en tierras de Castilla se hallaba.
Para impartir docencia, en una sabia conferencia,
incluida, de alguna que otra impertinencia.

Era Don Camilo José Cela, prolífico en letras,
rápido de pensamiento, y audaz en oratoria.
Honores ostentaba, el Señor Marques de Iria Flavia.
La idea a su lengua acudía, y sin mas la desprendía.

Gran condumio tuvo el de Padrón ese día,
entre cochinillo y fabada, su barriga se le inflaba.
Como gallego afamado, con queimada había acabado.
Gran bebedor, mejor comedor, sin pudor amante del amor.

A la hora acordada, completo el aforo está.
Ociosas las Señoras, aireando sus riquezas y joyerío,
rato hace que esperan, luciendo su aderezo y poderío.
Ya al estrado ha llegado, con ovación de gala saludado.

Tras la cordial bienvenida, nota su vientre inflamado,
revueltas siente sus tripas, de fabada y cochinillo.
Calmado el vendaval de aplausos, revuelto de gallinero.
¡Shhh… que va a hablar! ¡Don Camilo va a disertar!

A su diestra va a sentarse, la Señora Presidenta.
A su siniestra la secretaria, que al unísono se aposenta.
Con potencia y sonoridad una gran ventosidad le escapa,
“No se preocupe Señora, diremos que he sido Yo”

La presidenta padece un ahogo: ni pestañea,
A la secretaria, se le tuercen los ojos; en blanco los pone,
Falta oxígeno en la sala, las primeras filas desvaídas.
Don Camilo, con su monólogo empieza. ¿Pasa algo?

Y así es, como “Pedorra”, quedó la Señora Presidenta.
Gran sofoco fue el que le dieron, las tripas de Don Camilo.
Tan roja como tomate la pobre quedó. Al menos no se ahogó
y Camilo disertaba, su historia de la Alpujarra.

Fernando Vallés

Anuncios

8 respuestas a “Una más de D. Camilo

  1. Pedro Ivars Sabater 1 abril, 2018 / 2:17 pm

    ¡Fantástico!

    Me gusta

  2. elena balado 5 abril, 2018 / 4:35 pm

    Así era él, más “chulo” que un ocho…..

    Me gusta

  3. Jtrainer 6 abril, 2018 / 11:29 am

    Así era don Camilo. Muy divertido Fernando

    Me gusta

  4. Jtrainer 6 abril, 2018 / 11:33 am

    Has descrito bien a don Camilo. Tenía un humor muy gallego. Siempre recuerdo una entrevista en la que le preguntaron ¿es usted machista? No señorita yo soy mujeriego. Genio y figura. Muy entretenido Fernando.

    Me gusta

  5. María del Mar 6 abril, 2018 / 7:22 pm

    Llevabas razón, es muy bueno…

    Gracias por escribir y dárnoslo a leer…

    Me gusta

  6. Fernando Valles 7 abril, 2018 / 9:52 am

    Es cierto que D. Camilo siempre que podía, sacaba a relucir su mala educación educada, no exenta de una buena ración de sátira y vinagre. Pero ese era nuestro Premio Novel, esta es una de las miles, de tropelías verbales de las que hizo gala a lo largo de su vida. Gracias a todos, me alegro si os ha arrancado una sonrisa.

    Me gusta

  7. Elena Martínez 10 abril, 2018 / 8:30 pm

    Fantástico Fernando como siempre, has descrito a D. . Camilo perfectamente

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s