De compras

people-3146141_960_720

Entré en el bazar chino. No era aun la hora de clase, por lo que decidí dar una vuelta observando todo aquello que se puede otear en una zona comercial, danzando entre las estanterías por los diferentes stands, dando vueltas y vueltas. Preguntaba de vez en cuando por aquello que me pudiera interesar por distintos motivos. Era un bazar muy extenso, por lo que cabía pensar que se podría encontrar casi cualquier cosa.

La dueña del bazar me perseguía sigilosamente. Al darme cuenta, le hice saber que me interesaba casi todo lo que allí tenía expuesto, desde gomas de borrar hasta aparatos de ventilación. Le pregunté por una compra concreta, un libro, y me indicó amablemente su ubicación. Cuando lo encontré , me percaté que no era realmente el que estaba buscando.

No sabía qué hacer. Estaba malhumorado, pero seguí y seguí buscando hasta que encontré aquello que quería. Mi humor cambió. Era ya hora de ir a clase. Sin embargo, había pasado un rato muy interesante. Me di cuenta de que algo había pasado entre la dueña del bazar y yo mismo: el destino, de una manera extraña, nos había reunido unos minutos, nos habñia entrelazado en aquella fría tarde. Salí y me fui corriendo a clase.

¡Vaya chasco!

José L. Peydro

 

Anuncios

One response to “De compras

  1. elena balado 9 abril, 2018 / 2:24 pm

    Vaya con la “china” del bazar…… siempre está persiguiendo a las personas?????????

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s