El hábito no hace al monje

cavadas

El hábito no hace al monje. Lo conocimos hace tiempo y, de él, me llamaron la atención dos cosas: sus ojos, que hablan, y su manera de vestir.

El sol de Abril pone a la gente febril. Es lo que pensé cuando nos llamaron para aquel proyecto. ¿Qué pintábamos nosotros en todo aquello? No da quién tiene, sino quién quiere. Era un proyecto ambicioso en el que cada cual podía aportar su granito de arena  y así, con lo mejor de cada uno, formar un todo unido. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Con esta máxima íbamos hacia la Ciutat de les Arts, en Valencia, donde nos habían citado, sin saber muy bien qué querían y con qué gente nos encontraríamos.
A mal tiempo, buena cara. Llovía a cántaros y la gente que encontramos no nos gustó a primera vista. Todo eran trajes chaqueta y nosotros, en vaqueros. Mal empezábamos, aunque todo eran sonrisas y buen rollo. De momento, se sentó a nuestro lado descaradamente, haciendo levantar a nuestro amigo Joaquín, que era quién nos había metido en aquel lío; éste, mansamente, le cedió el sitio.
Por el interés te quiero, Andrés, fue lo que pensé, pues ya no paró de hablar y preguntar. Más tarde me arrepentí de haberlo pensado. Fue muy directo: no se anduvo con rodeos. Sabía muy bien lo que podíamos aportar. En un principio no entendíamos nada y nos quedamos de piedra al saber quien era aquel personaje honesto, empático, cercano, simple y muy abierto que nos hablaba. Una persona no muy grande en estatura, en vaqueros, como nosotros, con una camisa de hilo blanco sin cuello y dos collares de colores. Un personaje con unos ojos oscuros que hablan y con una educación exquisita. Que soluciona problemas rápido y quiere gente comprometida a su lado. Que lo tuvo todo (fama, dinero, —llegó a tener 3 deportivos Porsche en su puerta—) y que hoy en día va en bicicleta y opera gratis donde haga falta.
Es Pedro Cavadas, médico cirujano plástico, nacido en Valencia en 1965.
Sobre gustos no hay nada escrito. Necesitaba agua para su proyecto en Tanzania. Ésta era imprescindible para montar un hospital, de adobe, donde instalar un quirófano. Tenía varios médicos y enfermeras que apoyaban el proyecto, material quirúrgico y dinero,  sobre todo mucha ilusión, pero le faltaba un pozo de agua y saber exactamente dónde perforar.
Haz el bien y no mires a quién. Esa fue nuestra misión y puedo decir, con orgullo, que, a día de hoy, sigue manando agua. Cada uno entiende personaje y sitio famoso de una manera y, para mí, Pedro y Tanzania lo son. Por cierto, cada loco con su tema.
Elena Balado
Anuncios

17 respuestas a “El hábito no hace al monje

  1. Nieves Bejerano 9 abril, 2018 / 2:00 pm

    Gracias Elena por hablarnos de este hombre, ejemplo de altruismo.

    Me gusta

  2. José Enrique Sanz Yuste 9 abril, 2018 / 2:43 pm

    Gran persona y mejor médico.estupendo elena

    Me gusta

  3. María del Mar 9 abril, 2018 / 4:23 pm

    Este hombre si es digno de alabanzas… Muy bueno Elena.

    Me gusta

  4. Cristina 9 abril, 2018 / 5:05 pm

    “Haz el bien y no mires a quién”.

    Me gusta

  5. Jtrainer 9 abril, 2018 / 8:32 pm

    Otra sorpresa más amiga.

    Me gusta

  6. Pedro Ivars Sabater 10 abril, 2018 / 9:56 am

    Con personas así, como Pedro Cavadas, nos damos cuenta que el mundo todavía puede salvarse.
    Gracias Elena

    Me gusta

  7. María José 10 abril, 2018 / 6:06 pm

    Qué afortunada eres Elena, haber tenido la oportunidad de conversar con esa eminencia y formar parte de un proyecto tan bonito.
    Gracias por compartirlo con nosotros!

    Me gusta

  8. elena balado 10 abril, 2018 / 8:06 pm

    Chic@s “Muchos pocos hacen un mucho”…. “Querer es poder”…. “El que sigue, la consigue”… se le pueden aplicar estos refranes y muchos más…… Pedro es la sencillez personificada . Gracias.

    Me gusta

  9. Pablo Magnieto 11 abril, 2018 / 5:52 am

    Chapó Elena.

    Me gusta

  10. carmen aguilella 12 abril, 2018 / 8:18 am

    Tienes un buen repertorio de refranes y el personaje muy bien elegido.
    FELICIDADES.

    Me gusta

  11. elena balado 12 abril, 2018 / 8:50 pm

    Pablo y Carmen, le aplico más “Hechos son amores y no buenas razones”,”Si quieres buena fama, que no te de el sol en la cama ” y, por cierto, “el orden de factores (vuestros nombres, en este caso) no altera el producto”.Muchas gracias a los dos.

    Me gusta

  12. Amparo Marti 13 abril, 2018 / 8:50 pm

    Un gran hombre que disfruta haciendo el bien a sus semejantes.Me ha gustado mucho tu relato

    Me gusta

  13. Antonio ,Alvarez 14 abril, 2018 / 4:14 pm

    Muchas gracias Elena. Ojalá hubiera muchas más persona como este señor

    Me gusta

  14. tere 14 abril, 2018 / 7:22 pm

    Eres única, sigue así, un abrazo

    Me gusta

  15. elena balado 17 abril, 2018 / 9:58 am

    Amparo,”Con la medida que mides te han de medir”, otro refrán, para aplicarle. Es un ser humilde y maravilloso.

    Me gusta

  16. elena balado 17 abril, 2018 / 10:02 am

    Antonio , hay más gente anónima que hace grandes labores . Pedro “mide” a todos por igual. “En el ajedrez el rey y el peón, van todos en el mismo cajón”.

    Me gusta

  17. elena balado 17 abril, 2018 / 10:06 am

    Tere, ¡Se me acaban los refranes!. “Entre las gentes hay mil gustos diferentes” . Soy una persona normal que expresa lo que, de verdad, siente. Un beso para Ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s