Salzburgo

city-3089192_960_720

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Así es que, siguiendo el ejemplo de este refrán popular, me he puesto manos al papel y me he dispuesto a empezar a describir las calles tan bonitas que estoy viendo, calles antiguas que parecen de cuento. Salzburgo está rodeada de un majestuoso y verde paisaje alpino con sus casitas típicas tirolesas tan pintorescas. Ciudad de la música y el arte, es toda una joya barroca. Sus callejuelas están repletas de tiendecitas llenas de preciosos objetos: huevos pintados a mano que son verdaderas obras de arte, chocolates de todas formas, colores y gustos, trajes típicos tiroleses, cristales “Swarovski”, piedras preciosas, oro, instrumentos musicales, libros… Es como si estuvieras en otra época, el Barroco.

Dime con quien andas y te diré quien eres. Por estas callejuelas paseaba Mozart. Por una de estas calles estrechas y tortuosas, como en un sueño y para mi sorpresa, veo a Mozart paseando.

“Espera, espera”, le grito.

Voy deprisa tras él, pero se me escapa. No logro seguir sus pasos. Se esfuma, desaparece: sólo oigo a lo lejos unas notas, una de sus maravillosas melodías que también se va perdiendo poco a poco.

Sin saber cómo llego a la plaza: está llena de policías, guardaespaldas, coches oficiales blindados… un tumulto de gente. ¿Qué pasa? ¿Por qué hay tanta gente y tanto movimiento?  Han llegado Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover: han venido a ver un concierto. No hay mal que por bien no venga.
Raquel Cano Bagán
Anuncios

4 respuestas a “Salzburgo

  1. elena balado 17 abril, 2018 / 10:38 am

    Raquel: me ha encantado. Yo recuerdo un concierto de trompeta en la abadía de San Pedro que aún hoy me pone los pelos de punta .Salzburgo, es toda ella maravillosa. La Capital de la música. Gracias por el relato.

    Me gusta

  2. Elena Martínez 17 abril, 2018 / 9:22 pm

    Muy bien Raquel!

    Me gusta

  3. Elena balado 18 abril, 2018 / 8:15 pm

    Raquel, me ha “atrapado” tu relato… yo recuerdo un concierto de trompeta en la Abadía de San Pedro que aún hoy me pone los pelos de punta. Es una “pasada” pasear por sus calles.

    Me gusta

  4. María del Mar 19 abril, 2018 / 9:45 pm

    Raquel, me ha gustado mucho… Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s