El olivo

oliveres

El olivo, planta de la familia de las oleáceas, cuyo nombre botánico es Olea Europaea, es un árbol magnifico, robusto, capaz de resistir temperaturas por debajo de cero grados en invierno y de soportar largas sequías en verano: es un árbol de hoja perenne que, según las áreas geográficas de crecimiento, presenta variedades diferentes.

El olivo es un árbol que puede tomar dimensiones y formas muy variables; tiene hojas largas de una media de entre 5 y 7 centímetros, verdes en la parte superior y gris plata en la parte inferior que viven una media de tres años. El tronco aparece gris-verde y liso hasta los diez años aproximadamente, luego se vuelve nudoso, con surcos profundos y retorcidos y toma un color oscuro. Las raíces tienen muchas ramificaciones superficiales que desarrollan la mayor parte de la actividad de la absorción nutritiva.

El cultivo del olivo tiene unos orígenes muy antiguos: se habla de él en la antigua Grecia, también en la culta Roma, en la tradición cristiana e incluso en la civilización egipcia. Siempre ha sido una planta muy apreciada: además de que de su fruto se extrae el aceite, sus hojas en decocción se utilizan también para la hipertensión y en la antigüedad eran también utilizadas para diversos fines mágicos. Existen indicios de que los primeros que elaboraron aceite de oliva fueron los egipcios, que lo utilizaban, entre otras cosas, para baños purificantes y curativos. En el Imperio Romano era un artículo de lujo, sólo reservado a las clases más altas, que se perfumaban o bañaban con él. En la Antigua Grecia existen muchas alegorías al olivo: una de ellas deja claro que es el símbolo de la victoria: tanto es así que en los Juegos Olímpicos, los vencedores eran coronados con unas ramas de olivo. En la Biblia también se hacen muchas referencias al olivo: una paloma llevó una rama de olivo después del Diluvio como símbolo de Paz, Jesús oró en el huerto de los olivos, etc.

Hoy en día no se puede hablar de magia refiriéndonos al aceite de oliva, pero casi, ya que algunos estudios y teorías elevan el aceite de oliva a un punto casi mágico. Gracias a sus innumerables propiedades nutritivas, antioxidantes, hidratantes o cardiovasculares, se hacen jabones, cremas, mascarillas y una multitud de productos para la salud y la belleza.

M. Real

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s